En un lugar aislado donde sopla el viento y las olas golpean contra las rocas los piratas bebían un ron seco y aromático que les calentaba las entrañas y enardecía el corazón.

Adolecían de todo lo necesario, pero eran felices contando las historias de un pasado aventurero.

Solían visitar la web de los piratas somos gente honrada

Camí des garrovers
Hoguera

Quien tiene muchos vicios tienes muchos amos.
PLUTARCO